Cargando...

APRENDE A ENRAIZAR UNA ROSA YA CORTADA Y HACERLA FLORECER

Cargando...

1. Cavar un pozo: En primer lugar debemos elegir un sitio en el jardín (aunque también se puede hacer en macetas) que esté resguardado y que reciba suficiente luz durante los momentos más cálidos del día.

En cuanto hayas encontrado este sitio, realiza un pozo vertical de 15 cm de profundidad, lo suficientemente ancho como para ubicar una papa. Realiza tantos pozos como papas tengas intención de colocar.

2. Elegir el tallo de la planta: Debemos cortar un tallo con un diámetro similar al de un lápiz a partir del rosal que desees plantar.

Elige con cuidado, ya que debe ser lo más liso posible, joven (dentro de lo posible que haya brotado en el mismo año) y maduro. Estas condiciones son muy importantes para obtener los mejores resultados.

Cargando...

3. Preparar los tallos: Para un crecimiento eficaz, necesitas cortar tallos de aproximadamente veintitres centimetros de largo. Corta exactamente por encima del nacimiento de un brote y luego elimina cualquier espina o resto de hojas.

4. Plantar los tallos en las papas: Este es el mejor momento, plantar los tallos en el centro de las papas. Realiza un pequeño agujero e introduce el tallo de manera tal que quede firme.

5. Ubicar las papas en la tierra: Los pozos hechos al principio separados en aproximadamente quince centimetros unos de otros. Cubre con suficiente tierra de manera tal que dos tercios del tallo queden sobre la superficie.

Para una mejor protección de tu futuro rosal, puedes cortar la base de una botella de plástico y ubicarla en la tierra o la maceta cubriendo el sector que luego dará lugar a tu nueva rosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *